«La discusión pública no está saldada, pero sí está bastante clarificada», detallo el intendente Bruno Cipolini. La medida lleva casi un mes. 

El intendente Bruno Cipolini se refirió al paro de colectivos en Sáenz Peña, que ya cumple casi un mes en la ciudad. El jefe del Ejecutivo local señaló que «la discusión pública no está saldada, pero sí está bastante clarificada. Se trata de una empresa con una sobrepoblación de recursos humanos en relación a los coches que mantenía en circulación en el último tramo, con una prestación de servicio bastante irregular en cuanto a horarios, que ha optado en el último tiempo por el paro como herramienta de fuerza o de desplazamiento de la discusión».

En este punto, recordó que «el transporte público se construyó bajo el calor de los subsidios de la última década, que en algún momento cambiaron la forma en que se otorgaban, comenzando a basarse en el uso, es decir, por la tarjeta SUBE pasada. Se subsidia un porcentaje del valor tarifario, y cuando aparece la herramienta del paro como mecanismo de discusión, el primer perjudicado es, por supuesto, la ecuación económica de la propia empresa».

Cipolini consideró que todos los actores involucrados, municipios, trabajadores, representantes de los trabajadores, empresarios e incluso usuarios, tienen que comprender que «el cambio de reglas, primero con la desaparición del Fondo Compensador Nacional, y luego con la nueva mecánica de subsidios, que insisto, es por uso, hace necesaria una reconfiguración».

Agregó que «el sistema tal como venía existiendo, queda claro que ya no puede seguir bajo las mismas condiciones, y eso lo expone de alguna manera la propia nota solicitud de Julián Vilar, de la empresa San Roque, al Concejo Municipal, donde solicita 54 millones de pesos para poner al día un mes de sueldo, refiriéndose al mes pasado, lo que indica que probablemente ya se esté devengando el segundo mes. Estaríamos hablando de 108 millones de pesos, más 30.000 litros de combustible por semana, a aproximadamente 1.000 pesos, lo que suma otros 30 millones. Con esto queda claro que hay un sistema que requiere ser reconfigurado y que necesita que todos los actores involucrados comprendan que no podrá seguir funcionando como hasta ahora».

ENTE MIXTO

Desde la Municipalidad se ha propuesto al empresario la construcción de un ente mixto, así como la posibilidad de que los empleados se constituyan en cooperativas. «Hemos sugerido diversas opciones y estamos abiertos a analizar otras, pero nos encontramos con una serie de actores que se resisten al cambio, aferrándose a una realidad que ya no es viable. Creo que ese es el punto en el que falta un entendimiento: hay un sistema que ha agotado sus posibilidades y ya no puede seguir funcionando de la misma manera», afirmó Cipolini.

El intendente también señaló que «en algún momento tendrá que darse una discusión entre empleados y empleadores, ya que claramente hay un incumplimiento muy grande por parte de la empresa hacia sus empleados, lo que desencadena el paro».

«Desde el municipio, se sostiene la voluntad de dialogar y acompañar», detalló Cipolini y añadió: «Hemos realizado esfuerzos económicos con recursos que no son del intendente, ni de los funcionarios, sino de los vecinos. Sin embargo, hemos visto que estos esfuerzos han sido en vano en repetidas ocasiones, lo que nos lleva a decidir que no se destinarán más recursos en esa dirección hasta que aparezca una propuesta superadora que refleje una comprensión del cambio de situación, algo que actualmente no se vislumbra».

Finalmente, el intendente Cipolini expresó la disposición del municipio a entablar un diálogo con los usuarios. «Estamos dispuestos a atender sus necesidades, incluso si debemos hacerlo de a uno. Desde que comenzó este escenario, que data de agosto o septiembre del año pasado, siempre he afirmado que la ciudad, independientemente de nuestras opiniones, necesita un servicio de transporte público, y lo tendrá. Por supuesto, esto requerirá un arduo trabajo y la exploración de varias alternativas».

DCH