Durante los últimos días, la policía local ha llevado a cabo una serie de operativos preventivos en nuestra jurisdicción, con el objetivo de garantizar la seguridad y el orden público. Estos esfuerzos han dado lugar a varios resultados significativos.

En primer lugar, el personal policial procedió a la conducción de un individuo, debido a una orden de detención emitida por el Juzgado de Paz local. Este hecho se enmarca en las medidas continuas para hacer cumplir la ley y garantizar el respeto a las decisiones judiciales.

Además, durante uno de los operativos preventivos, se realizó el secuestro de una puerta de madera de algarrobo en regular estado, la cual fue abandonada en la vía pública por un individuo que intentó evadir la presencia policial.

Sin embargo, uno de los incidentes más preocupantes involucró el ataque con arma blanca a un joven. Según informes, dos individuos, presuntamente perpetraron el ataque. Mientras uno de los presuntos autores ha sido aprehendido, las autoridades continúan con la búsqueda del otro. La víctima ha sido trasladada a un centro médico local para recibir atención especializada.

Por último, los operativos de prevención también resultaron en varias detenciones y secuestros relacionados con la ley 850-P, demostrando el compromiso de las fuerzas policiales locales con la seguridad ciudadana.