El oficialismo esperaba más celeridad en el tratamiento de la Ley de Bases en el Senado.

En momentos de indefinición en el Senado, el Gobierno comenzó a agitar la idea de modificar el formato del Pacto de Mayo para dejar afuera a los políticos y solo realizar un gran acto en la provincia de Córdoba.

El plan original del presidente Javier Milei había sido reunir el 25 de mayo en la capital cordobesa a todos los gobernadores para suscribir a un pacto de 10 puntos, a fin de comprometerse a una reforma tributaria, déficit cero innegociable, la inviolabilidad de la propiedad privada y una reforma laboral moderna, entre otros.

Ahora, luego de que ayer el Presidente deslizara que podía cambiar la fecha, comenzó a circular en las oficinas de Casa Rosada la posibilidad de cambiar ese modelo de pacto y excluir a toda la «casta política».

De alguna manera revivir lo que fue el 10 de diciembre cuando Milei asumió al frente del Poder Ejecutivo y eligió no hablar dentro del Congreso, darle la espalda y brindar un discurso de cara a la plaza.

La escena que imaginó el Gobierno en principio era un acto en el Palacio de Justicia, junto a gobernadores, ex presidentes, dirigentes políticos, del sindicalismo y la Iglesia, algo que podría desaparecer y dejar al Presidente solo en el Cabildo de Córdoba junto a la multitud que quiera acercarse.

La demora en conseguir dictamen en el Senado para la Ley de Bases motorizó esta nueva idea, ante la disconformidad del oficialismo con algunos mandatarios provinciales que no están dando el apoyo esperado.

Sin embargo, a la hora de definir qué pasará el 25 de mayo el Gobierno deberá poner en la balanza el estado en que quedarían las relaciones con los gobernadores que ya confirmaron su asistencia y desde el principio le dieron la derecha, incluido el anfitrión Martín Llaryora.

Por el momento, la decisión no está tomada, pero el oficialismo dejó circular esa versión, a la espera de la firma del dictamen esta semana, algo que por estas horas parece lejano.

Si el Pacto de Mayo lo firma Milei en soledad, no será un pacto con las provincias, sino «con la ciudadanía», señalaron fuentes de Casa Rosada.

“Si no es mayo, será en junio o en julio. No hay problema. Las reformas estructurales son para el largo plazo. Tarde o temprano las reformas las vamos a hacer”, indicó el Presidente este martes tras inaugurar el busto del ex mandatario Carlos Menem en Balcarce 50.

NA